Las oportunidades

11 octubre 2007

Refulgencia.

Hoy es el día para clarificar, me olvide la máscara en la mesita de luz. Si, actué al principio porque vivo una vida de personajes inconlusos, vivo una obra de teatro. Porque tengo un personaje para vos, y un personaje para aquel, pero hoy decidí escupir la rabia.Porque los ojos no son el espejo del alma, porque los ojos son el espejo de quien los mira...Porque los ojos reflejan a el otro, y en mis ojos, yo soy lo que vos quieras ver.Elegí demostrarte lo que me pareció admisible, contradiciendome a mi idea de ilimitación diaria.Pero hoy uso otro tiempo verbal, y exclamo que era un personaje que murió, murió y me predispuse en plan transparencia.Me olvide la mascara en la mesita de luz, y el teatro abajo de la cama, donde ya no pienso explorar nunca, donde algún día, voy a desinfectar, donde algún día voy a purificar, y voy a arrojar todo al precipicio.Espero, entre paréntesis, no confundirlo nuevamente con mi alma, y caer al vacío. No pienso explorarpienso eliminar, porque ya no necesito nada de eso. Porque me olvide la mascara en la mesita de luz, y es curioso, me olvide la mascara en la mesita de luz, me olvide la mascara, me olvide la mascara en la luz, o en la mesita de luz, pero al fin y al cabo clarifique todo.

1 comentario:

Corazón Desaparecido dijo...

Si me dejás que no te deje pasar una te digo que ojalá encuentres alguna vez una de esas tantas máscaras que debes tener abajo de la cama (me imagino que tu habitación debe ser un quilombo)esa máscara que te desemasacaraba un poco con el fin realmente poder clarificar.